Oftared Logo Banner enfermedades oculares
slide

Noticias

Ejemplo de excelencia universitaria
10/04/2019

más información

 

Comentarios y bonito recuerdo con Jesús Pintor
09/04/2019

Adiós Jesús. Fuiste un buen compañero siempre y desde la perspectiva de los clínicos, siempre tuviste nuestra admiración y reconocimiento. Te has marchado demasiado pronto y todos notaremos tanto en nuestro corazón como en nuestro trabajo.

Descanse en paz.

 

Jorge L. Alió y Sanz

Catedrático de Oftalmología de la Universidad Miguel Hernández

Coordinador del subprograma de dioptrio ocular de OFTARED

 

Comentarios y bonito recuerdo con Jesús Pintor
08/04/2019

Jesús era enormemente entusiasta, vital y cercano, además de luchador incansable y excelente científico. Fuimos compañeros de promoción y nos volvimos a encontrar gracias a Oftared donde tuvimos la oportunidad de colaborar científicamente y de estrechar nuestra relación personal. Nos ha abandonado prematuramente un pionero de la investigación en Bioquímica Oftalmológica en nuestro país. Sus numerosos trabajos, entre ellos los dedicados al estudio de los nucleótidos y de la melatonina en la fisiopatología ocular, han merecido por su calidad el reconocimiento de la comunidad internacional.  Jesús ha marcado con la huella de su cariño los corazones de todos los que le conocimos y deja un brillante legado científico en la memoria colectiva. 

Mis más sentidas condolencias a su familia y seres queridos.

¡Hasta siempre querido Jesús!

Julio Escribano.

UCLM.

 

SEMBLANZA POSTUMA EXCMO. SR. DR. JESÚS J. PINTOR JUST
08/04/2019

“Un purasangre que disfrutaba del placer de pensar”. Parafraseando el título de su novela Purasangres y cerdos; el placer de pensar y otros ensayos científicos podríamos definir al Dr. Jesús Jerónimo Pintor Just, que nació en Vigo el 26 de diciembre de 1964 y que tristemente nos ha dejado el 2 de abril de 2019 a la edad de 54 años. Científico por vocación y pasión, descubrió durante el bachillerato que la Bioquímica debía ser, y así fue, su leitmotiv. Comienza su licenciatura en Biología en la Universidad de Vigo, para acabarla en la especialidad de Bioquímica en la Universidad Complutense de Madrid donde cruza su camino con la Excma. Dr. María Teresa Miras Portugal, que será su faro y guía en la investigación que desarrolló en los años posteriores.

El 27 de septiembre de 1993, justo 13 años antes del nacimiento de su hijo, defiende la tesis titulada “los diadenosina polifosfatos nuevos transmisores del sistema purinérgico: localización, receptores y función”, calificada como sobresaliente cum laude, como no podía ser de otra manera.  Ese mismo año obtiene plaza de profesor en la Escuela (actual Facultad) de Óptica y Optometría de la Universidad Complutense, donde alcanza el grado máximo como docente en el año 2011 siendo nombrado Catedrático de Universidad. Su labor docente ha sido extensa y admirada por los alumnos que pasaron por sus clases. Jesús Pintor, Suso para todos, entusiasmaba a los alumnos en sus clases, encendiendo en muchos de ellos la llama de la investigación y el placer de pensar. ¡Cuántos de sus alumnos con los años se convirtieron en sus amigos y admiradores!

En el ámbito de la investigación, “sus nucleótidos” tuvieron que compartir el amor de Suso con otra familia, la melatonina y sus análogos. Desde su entrada en la Facultad de Óptica y Optometría tuvo claro que el camino era aplicar sus conocimientos a la transferencia tecnológica en el ámbito del ojo, fundamentalmente en patologías de la superficie ocular y el glaucoma. Por esa razón, formó el grupo de investigación de bioquímica del ojo y la spin-off Ocupharm Diagnostics.  Autor de 225 artículos científicos, inventor de 25 patentes y participación en 74 proyectos de investigación muestran la dimensión científica de Suso, culminada con su nombramiento como académico de número de la Real Academia de Farmacia (con la medalla número 36) el día 6 de noviembre de 2014 y siendo su Secretario General hasta la fecha de su fallecimiento.

El Dr. Pintor, Suso, fue un sembrador de ideas, las cuales sembraba en el momento adecuado. Dejó constancia de la importancia de la ciencia básica para comprender el funcionamiento del órgano visual, poniendo el foco en las posibilidades terapéuticas para las patologías oculares. Y lo hacía con sencillez, constancia y positivismo para afrontar las dificultades propias de la investigación. Y esas mismas cualidades las mostró junto a la lucha por vivir, los dos últimos años de enfermedad.

Para los que le tuvimos tan cerca será imposible olvidarle porque nos inoculó su filosofía de vida y por tanto cada acto que llevemos a cabo a partir de ahora tendrá un pedacito de Suso que le hará estar presente.

Descansa en paz en nuestra querida Galicia, amigo mío.

Juan Gonzalo Carracedo Rodríguez.

Grupo de investigación Bioquímica del ojo (UCM).

 

Comentarios y bonito recuerdo con Jesús Pintor
08/04/2019

Justamente las virtudes humanas que poseía Jesús entre las que sobresalían su cordialidad, humor, vivacidad y amistad, le ayudaron para abrirse camino entre ese sinfín de obstáculos que se presentan en hacer ciencia. Jesús, representa para nosotros un ejemplo de pundonor, a seguir por los jóvenes científicos españoles y un ejemplo a imitar por sus compañeros y amigos. ¡Te echaremos de menos!!!

Miguel Coca-Prados

Yale University

 
siguientes >